top of page
  • websnmarcos

Iglesia Anglicana, Católica ¿Si o No?



En el idioma Griego, la palabra "Católico” significa "Universal', no tanto en un sentido geográfico, sino en cuanto a totalidad, plenitud e inclusividad. Su uso en sentido religioso aparece por primera vez en la carta de San Ignacio de Antioquia a la Iglesia de Esmirna, escrita cerca del año 112. En ella se establece que el Obispo local, hoy diríamos el Obispo diocesano, es la expresión visible de la Iglesia Católica, y que la comunión con él asegura y garantiza la validez de todo lo que se hace en la Iglesia, incluyendo el Bautismo y la Eucaristía. San Ignacio enfatiza el Ministerio Episcopal como un elemento indispensable de la Catolicidad, pero en ningún momento insinúa que ésta dependa de la sujeción de los obispos a la autoridad de uno solo de ellos.


En el siglo V, San Vicente de Lerins estableció lo que la Iglesia ha aceptado como la más auténtica definición del Catolicismo, el así llamado Canon Vicentino: 'En la Iglesia Católica hay que procurar a todo trance que todos nos atengamos a lo que en todas partes, siempre y por todos, se ha creído... es verdadera y genuinamente católico aquel que ama La verdad de Dios, la Iglesia el cuerpo de Cristo, que nada antepone a la religión divina, a la Fe Católica: ni la autoridad de un hombre -cualquiera que éste sea-, ni su amistad, ni su ingenio, ni su elocuencia, ni su filosofía, sino que despreciando todas estas cosas, firme en la fe, permaneciendo inquebrantable, está decidido a mantener y crear sólo aquello que conoce haber mantenido la Iglesia Católica universalmente y desde toda la antigüedad”.


La Catolicidad implica la universalidad de la misión de la Iglesia, que es para todos por igual, sin ningún tipo de discriminación o exclusión, y también implica la plenitud y la integridad de la Fe de la Iglesia, es decir, la profesión y la preservación de toda la verdad revelada por Dios, sin añadirle ni quitarle nada.


La iglesia entendió desde siempre que la catolicidad no depende de la uniformidad teológica, litúrgica o de práctica; sino que, por el contrario, presupone un marco de libertad, pluralidad y respeto a la legitima diversidad. Esto quedo establecido desde la antigüedad en otro gran principio Católico: 'En lo esencial unidad, en lo no esencial liberad, y en todo caridad.

La Catolicidad se mantiene mediante la preservación de cuatro elementos esenciales: las Sagradas Escrituras, los Credos Ecuménicos, los Sacramentos y el Ministerio Apostólico de Obispos, Presbíteros y Diáconos.


Los Anglicanos encontramos en nuestra Iglesia, todos y cada uno de estos elementos, y por lo tanto, estamos plenamente seguros de que somos católicos; pero sabemos que a muchas personas les causa dificultad el aplicar la palabra 'Católico" al Anglicanismo. Esto se deriva del uso popular, pero más reciente y totalmente erróneo del término “católico” como sinónimo de "romano".


La Iglesia Romana se ve a sí misma como la única iglesia católica y sólo reconoce como católicos a los que pertenecen a ella. Esto se debe a que considera como indispensable para la Catolicidad, el reconocimiento de la autoridad del Obispo de Roma, popularmente conocido como el Papa.


Esta pretensión ignora totalmente los principios originales de la verdadera Catolicidad, tal como fueron establecidos por San Ignacio de Antioquía y por San Vicente de Lernis. El primero la relaciona con el Obispo de la iglesia local, no con un primado universal, y el segundo niega claramente que ésta dependa de la autoridad de un hombre, cualquiera que este sea.


Tampoco toma en cuenta que el auténtico Catolicismo es por naturaleza inclusivo, caritativo y pastoral, una verdadera escuela de libertad responsable, donde la autoridad se ejerce mediante un testimonio de amor, y no mediante una disciplina legalista y coercitiva, que reprime, acusa, condena y excluye.


También pasa por alto el hecho de que, a lo largo de su historia, la Iglesia de Roma ha añadido y elevado a la categoría de Dogmas de Fe necesarios para la salvación. una serie de doctrinas que, no siendo parte de la Fe Católica original, no pueden resistir la aplicación de la triple prueba establecida en el Canon Vicentino: "Lo que se ha creído en todas partes, siempre y por todos".

Reconocemos a la Iglesia Romana como una iglesia católica, pero no como la única iglesia católica, ya que otras iglesias, incluyendo a la nuestra, han conservado la plenitud de la Catolicidad y con todo derecho se llaman Católicas y exigen ser reconocidas como tales.


Los Anglicanos no debemos hablar, ni permitir que otros hablen de “La Iglesia Católica" como algo que no incluye a nuestra Iglesia, y de "los Católicos" como algo que no nos incluye a nosotros.


"Católico" y "Romano" no son sinónimos, por eso distinguimos claramente entre "La Iglesia Católica", Cuerpo Místico de Cristo, y la “Iglesia Católica Romana", una de sus varias ramas; y en favor de la brevedad, hablarnos de la “Iglesia Romana" y de ”los Romanos", sin negar por eso que esa Iglesia es Católica, y que sus miembros son Católicos. Esto lo hacemos también al hablar de nosotros mismos, ya que normalmente hablamos de "La Iglesia Anglicana" y de "los Anglicanos”, sin negar por eso nuestra Catolicidad; y por supuesto, que no queremos decir que para ser Romano hay que ser italiano, de la misma manera que sabemos que para ser Anglicano no es necesario ser Inglés.




Pbro. Carlos Touchté Porte

58 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page