top of page

IGLESIA ANGLICANA DE MÉXICO

Como iglesia nacional, formamos parte de una familia a nivel mundial llamada Comunión Anglicana.

IGLESIA SANTA, CATÓLICA Y APOSTÓLICA

Somos una IGLESIA SANTA porque el Espíritu Santo mora en ella animándola, guiándola y sosteniéndola.

Somos una IGLESIA CATÓLICA porque seguimos la tradición en nuestro culto, que hemos heredado desde tiempos de los Apóstoles y porque nuestra Iglesia es Universal e incluyente, que proclama toda la fe a todos los pueblos, hasta el fin de los tiempos. Cristianos de todas las razas, lenguas, culturas, países e ideas son anglicanos.

Somos una IGLESIA APOSTÓLICA que ha guardado en la ordenación de sus ministros la Sucesión Apostólica desde Jesucristo y ha mantenido la Doctrina y Culto desde la Iglesia Primitiva

museo-britanico-americano.jpg

El trayecto hasta ahora

1869

El 25 de diciembre, se realiza el primer servicio anglicano en inglés en la Ciudad de México.

1882

Se organizó "Christ Church", la primera parroquia anglicana en la Ciudad de México y en toda la República Mexicana

Canterbury.jpg
Justin Welby - Original.jpeg

ESTRUCTURA

La autoridad máxima de la Iglesia Anglicana de México es el Sínodo General, presidido por el Obispo Primado, y formado por todos los Obispos en servicio activo y por delegados clérigos y laicos que representan a todas las diócesis.

Existe un Consejo Ejecutivo Nacional integrado por representantes de las cinco diócesis, y cada una de ellas, a su vez, celebra anualmente un Sínodo Diocesano para establecer la política y la acción de la Iglesia en dicha jurisdicción.

¿EN QUÉ CREEMOS?

  • Creemos en un Dios Trino, Dios Padre todo poderoso y en su único Hijo Jesucristo nuestro Señor y en el Espíritu Santo que procede del Padre y del Hijo y que con ellos recibe la misma adoración y gloria. Y no son tres Dioses sino uno Solo.

  • Creemos en el perdón de nuestros pecados y la reconciliación con nuestro Señor, quien espera amorosamente que retornemos a Él.

  • Creemos en la Iglesia que es Una, Santa, Católica y Apostólica.

  • Creemos que es nuestro deber proclamar con el ejemplo y la palabra las Buenas Nuevas de Dios en Cristo nuestro Señor, y en buscarlo y servirlo en todas las personas, amando a nuestro prójimo como a nosotros mismos, por lo que nos declaramos en favor de la paz y la justicia entre todos los pueblos y el respeto a la dignidad de todo ser humano.

  • Creemos por tanto en la igualdad plena de hombres y mujeres, por lo que no encontramos argumentos que impidan la ordenación de mujeres al sacerdocio. Por ello nuestros clérigos son mujeres u hombres comprometidos con su misión pastoral.

  • Creemos que en la continuación del Sacramento de la Eucaristía o Santa Comunión, todos somos invitados si nos acercamos con un corazón sincero y dispuesto. Y la celebramos compartiendo el pan y el vino, es decir, cada persona que pasa a comulgar, come la hostia o pan y bebe el vino, el Cuerpo y la Sangre de Cristo.

bottom of page